Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

El gigante que nace en la Antártida y sorprende a los científicos

El cambio climático es un hecho innegable que existe desde antes de que el hombre pisase la Tierra. Aun así, lo cierto es que poco conocemos acerca de él y de lo que nos depara de cara al futuro, aunque seguramente os interesará conocer esta historia acerca del gigante que nace en la Antártida y sorprende a los científicos, el cual es un signo claro de que las cosas están cambiando de que nos tenemos que hacer a la idea de que el mundo, poco a poco, dará una vuelta de tuerca importante a la que esperamos poder sobrevivir.

El colapso de la capa de hielo de la Antártida

En la Antártida se puede encontrar más del 90% del hielo que existe en el mundo, lo que significa que su disminución supone una situación de extrema gravedad para todo el planeta, entre otras razones debido al aumento sustancial del nivel del mar.

Cabe partir de la base que durante muchos años, los científicos han considerado la Antártida como el gigante dormido, ya que aunque el hielo tiene variaciones a lo largo del año, generalmente se iba manteniendo estable decenio tras decenio.

Sin embargo, cada vez contamos con sistemas más sofisticados para realizar mediciones con mayor exactitud, lo cual nos ha permitido detectar que la capa de hielo es cada vez más fina, a lo que hay que añadir que los glaciares de la península poco a poco se están retirando.

Esto hace que poco a poco los glaciares vayan desapareciendo, y si no se recupera la capa de la Antártida, al final afectará negativamente al clima a nivel universal.

En el caso de que la capa se derrita por completo la capa de hielo peninsular, el nivel del mar aumentaría aproximadamente unos 30 cm, mientras que si se derrite la capa de hielo de la zona de la Antártida occidental, este nivel aumentaría varios metros más.

Aunque los científicos consideran que es complicado que la capa de hielo de la Antártida colapse a lo largo del siglo XXI, lo cierto es que en los últimos estudios está observando un deterioro más acelerado de lo esperado, debido a lo cual es importante mantener un control constante que permita detectar cambios que puedan dar a entender riesgos importantes para la vida en la Tierra.

Debemos hacernos a la idea que actualmente existen unos 400 glaciares de montaña, de los cuales, aproximadamente el 75% están retirándose de la Antártida, de manera que poco a poco se van desintegrando.

Tres glaciares en grave peligro

Los glaciares son plataformas de hielo gigantescas, que se crea ni se destruyen en función de los ciclos de la naturaleza.

No obstante, hay tres glaciares que preocupar especialmente ya que son los que parecen estar indicando la aceleración del cambio climático, los cuales han perdido una mayor cantidad de hielo de lo esperado, tanto por desprendimiento de icebergs como por el propio deshielo.

De esta manera, existe un balance entre masa perdida y recuperada de aproximadamente el 60%, lo cual significa una disminución bastante sustancial.

El problema es que a estas alturas todavía no se sabe si esta pérdida de masa de hielo se debe a variaciones naturales o detrás de ella está la influencia del hombre que podría estar influyendo negativamente en el aumento de las temperaturas de los océanos.

Por esa razón es muy importante estar pendientes de los próximos estudios, a través de los cuales se obtendrán nuevas valoraciones que permitirán determinar si existe forma de parar este proceso, o por el contrario, lo que tenemos que hacer es concienciarnos de que pronto estas masas de hielo se derretirán y comenzará una nueva era a la que deberemos adaptarnos renunciando al mundo tal y como lo conocemos hasta ahora.