Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Las mejores recomendaciones al momento de viajar a Madrid

 El comer es esencial para el ser humano, hay quienes están en la búsqueda de platillos exóticos y caros que ofrecen los restaurantes más populares en la ciudad de Madrid; sin embargo no todas las personas piensan de esta manera, hay quienes por menos costo pueden de igual manera disfrutar de buenos platillos y por ello traemos la descripción de algunos lugares económicos para comer en Madrid.

En Madrid se mezcla lo antiguo con lo moderno; gracias a esto se puede decir que esta ciudad goza de tener lo mejor de dos mundos; pues cuenta con tabernas con aspecto de hace varios siglos atrás y también de tener los restaurantes más modernos y refinados que hay en la actualidad.

Las opciones más populares de comer en todo Madrid 

Los platillos que roban la atención de las personas son los que nunca han probado y desean tomar la oportunidad para lograr sorprender sus paladares con platillos de origen internacional o locales de Madrid; los que más denoten profesionalismo y dedicación al momento de probarlos.

También están buscando lugares económicos para comer en Madrid y aun así logren comer un plato delicioso sin terminar yendo al baño por algún malestar causado por algo en mal estado o por haber sido mal cocinado.

Algunos de esos lugares pueden ser restaurantes, antiguas tabernas que siguen en pie hoy en día y bares, cafés e incluso los puestos de comida; los cuales se encuentran dentro de los grandes mercados en toda la ciudad de Madrid.

Opción más accesible para comer económico en Madrid 

Conocidas también como las antiguas cantinas, estos lugares se especializan en servir alimentos y bebidas de una manera particular; Madrid está repleta de tabernas de todos los tamaños y que solo buscan un fin, el complacer al cliente y saciar sus necesidades con los platillos que tienen para ofrecerles.

Ubicada en el centro de Madrid, la Taberna del Chato es un ejemplar perfecto de una taberna que sabe combinar su distintivo menú y sus precios accesibles al público; uno de sus platillos más distintivos y exquisitos es el llamado chato de pollo crujiente. El cliente podrá gastar menos de treinta euros en esta taberna; sin duda alguna una muy buena opción.

Otro ejemplo perfecto de taberna recomendada en Madrid es la Taberna Malaspina; está muy cerca de la Puerta del Sol y se caracteriza por ofrecer platos complementados con paella y tapas españolas; todo por un precio menor a los veinticinco euros, a sus alrededores es muy común deleitarse con música a alto volumen por estar tan cerca del centro de la ciudad.

Restaurantes económicos en donde comer en Madrid 

Los restaurantes son uno de los sitios más concurridos del mundo; bien sean cinco estrellas o de menor clasificación; hay muchas opciones de los dos bandos, pero para quienes buscan lugares económicos para comer en Madrid, el centro de la ciudad está repleto de estos restaurantes económicos.

Siendo una ciudad llena de inmigrantes, este tipo de restaurantes ofrecen comidas de distintos países del mundo; desde comida proveniente de México, India, Colombia, República Dominica y muchos otros.

Doce Chiles es un restaurante muy económico que ofrece sus platillos por menos de quince euros, con opciones desde Tacos y quesadillas hasta el famoso guacamole mexicano; siendo uno de los más recomendados a sus alrededores; es una opción perfecta para quienes busquen degustar un platillo internacional por un precio accesible.

Una gran opción de restaurante Hindú es el restaurante Surya, que ofrece platillos hindús  deliciosos; como el curry e incluye postres en su menú y todo por un precio menor al de treinta y cinco euros.  

Entre estos restaurantes se encuentra uno muy peculiar que proviene de Perú,  llamado Lupita; se ubica muy cerca de la Plaza España, siendo uno de los más económicos ya que sus precios no pasan los doce euros.

Mercadillos en donde comer por Madrid 

Uno de los mercados que más alberga estos puestos de comida es el Mercado de Valle hermoso, sus trabajadores provienen de muchos rincones del mundo y esa diversidad cultural es lo que lo vuelve uno de los puntos de encuentro para comer más recomendados de toda Madrid.

Un puesto en particular ofrece platillos de dos países a la vez, de Japón y de Brasil y es llamado Sushi en bici; estos deliciosos platos llegan a costar menos de veinticinco euros, si la persona busca deslumbrar su paladar con platos exóticos esta es una de las opciones más baratas y exquisitas.

Otro mercado popular en Madrid es el Mercado Antón Martín, destaca un puesto con el nombre de Craft 19, que se especializa en sándwiches inspirado en uno de los puestos de comida que hay en la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, sus precios no llegan a rebasar los treinta y cinco euros.

Sitios para comer en Madrid por menos de quince euros

Puede parecer sorprendente pero existen lugares en Madrid en los cuales las personas pueden comer y beber algo por menos de quince euros, tanto restaurantes como tabernas, puestos de mercado y pequeños locales alrededor de toda la ciudad.

Un local muy conocido en Madrid es el palentino, algunos de los platillos que tienen para ofrecer pueden llegar a costar menos de ocho euros, e incluso hasta tres y cinco euros en su mayoría.

El Bar Melo’s ofrece sándwiches tostados que son populares en su área por quienes ya han tenido el placer de comer algunos de los platos que tienen en su menú; si se le quiere añadir alguna bebida todo saldría por un precio menor al de los doce euros; sin duda alguna una gran opción para quienes estén buscando variar en cuanto a lugares de comida.

Para los amantes de la Pizza, Picsa es el lugar ideal para ellos, sus precios no sobrepasan los doce euros y su menú dispone de muchas variedades de pizzas y otros platos; está ubicada en el centro de Madrid y esto lo hace un lugar muy frecuentado.

Dondé cenar en Madrid a precios accesibles

Las tres comidas del día son importantes; por esto mismo se debe ser cuidadoso cuando se elija el sitio donde queramos disfrutar de un plato de comida acompañado de un buen trago. En España es costumbre el beber cerveza con las comidas, y hay quienes deciden hacerlo al momento de cenar.

Elite II es un buen sitio para disfrutar una buena cena, su cocina se especializa en lo mediterráneo y sus menús no suben de los diez y catorce euros; está en uno de los barrios más transitados de Leganés.

Un sitio en particular que lleva el nombre de Buns&Bones; el cual se enfoca principalmente en ofrecer platillos con pescados, este mismo se encuentra dentro del mercado Antón Martín, con sus precios que llegan a rondar los quince euros, le ofrecen a su público los platos más frescos y deliciosos que solo ellos saben brindar.

El Juan Raro es una taberna y también un café/bar que se dedica a hacer platos distintos a los de los demás sitios a su alrededor, su fuerte es el llamado huevo poché, creación de uno de sus dueños, sus precios no sobrepasan los veinte euros.

Ventajas que tiene el escoger lugares económicos para comer en Madrid

En Madrid mucho de los sitios que no cobran un ojo de la cara por platillo que son de origen internacional, pensados con el fin de llevar culturas a distintos lugares del mundo y hacer conocer los platillos más suculentos y deliciosos del país que provenga el dueño o dueña de estos sitios.

Las cocinas que más destacan son las provenientes de Japón, Brasil, México, Perú, India y muchos países más de todos los continentes del mundo, que buscan enriquecer España con nuevas culturas y sorprender a los nativos con los distintos tipos de cocina.

Una de las mejores ventajas de estos sitios es que hay muchos por escoger y no hace falta elegir solo uno con el cual conformarse; ya que sus precios hacen posible el probar más de uno e incluso llevar a más gente a que los conozca y prueben alguno de los platos que estos ofrecen.

Existen opciones más económicas que otras, pero todo variará según lo que la persona esté buscando; si un lugar donde comer de manera rápida para saciar su hambre o si realmente está siendo detallista con lo que quiere comer o beber en su tiempo libre o en los fines de semana en los que si tenga el tiempo adecuado para dedicarle a esta búsqueda.