Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El Salvador, un país que todavía tenemos por descubrir

Aunque Centroamérica es una región que llama mucho la atención por sus culturas latinas, El Salvador está muy lejos de ser ese destino turístico que todos imaginan, ese espacio de placer en el que pasar unas largas vacaciones pero, ¿sabes que sus tierras nos ofrecen algo muy distinto a lo que hemos visto?

 

Conocido por su Ruta de las Flores, un camino en el que vemos plantaciones de café, bosques tropicales con cascadas y ciudades que nos enseñan la vida costumbrista del país, resulta un espacio más que interesante para quien va buscando algo diferente, un sitio que nada tenga que ver con ese en el que viven.

 

¿Qué podemos hacer en El Salvador?

Aunque El Salvador es un país pequeño en cuanto a extensión, no podemos dejarnos engañar por él puesto que son muchas las cosas que hay para ver. Aquí, donde su población es bastante humilde, podemos sentirnos como en casa, disfrutar de un lugar en el que no hay pretensión alguna.

 

Sus ciudades, donde se esconden tesoros que igual ni siquiera sabías que estaban aquí, contienen todo tipo de rincones para el recuerdo, paisajes naturales que seguramente no vayas a ver en ningún otro sitio pero, ¿tienes idea de cuánto más? A continuación, te dejamos con algunas recomendaciones:

 

Zona costera

Algo que tiene El Salvador es una linea costera que es bañada por el Oćeano Pacífico, y es posible encontrar variedad de playas de arena negra, ya que es una arena de origen volcánico.

 

Entre los lugares que mas destacan es el Puerto de La Libertad, donde se reune una cantidad importante de vendedores de peces y mariscos, además de ser posible ver como las lanchas arriban de alta mar cargados con variedad de pescados y mariscos obtenidos en su faena.

 

Santa Ana

Santa Ana es la segunda ciudad más importante de El Salvador. Perfecta para recorrer en una mañana, contamos con lugares que podemos ver aquí como el Teatro Nacional o la plaza mayor del centro figuran como reclamos turísticos imposibles de ignorar y que nos darán una visión muy distinta de su espacio.

 

Por supuesto, no debemos dejar pasar la oportunidad de ir al volcán de Santa Ana, un impresionante fenómeno natural donde, además de hacer bonitas fotografías para el recuerdo, también practicaremos senderismo y viviremos la aventura más allá de las ciudades y su casco histórico.

 

Lagos y lagunas

A pesar de ser un país pequeño, tiene algunos lagos y lagunas que han desarrollado turismo alrededor de ellas, unas mas que otras. Podemos mencionar el Lago de Ilopango el cual colinda con el área metropolitana, y lagunas como la laguna de Apastepeque, la laguna de Alegría, y la Laguna de Chanmico la cual curiosamente tiene forma de corazón.

 

Suchitoto

Para comprender el pasado colonial que se respiró en El Salvador, nada como pasear por las calles de Suchitoto, un apacible pueblo de ritmo tranquilo que es un ejemplo de pueblo tradicional salvadoreño cuya infraestructura se ha preservado bastante bien. Perfecto para andarlo de una punta a otra, sigue siendo una de las grandes joyas del país.

 

Parque Nacional El Imposible

Para los enamorados de la naturaleza nada como El Imposible, un parque nacional que cuenta con una de las biodiversidades más importantes del mundo. Ubicado en las elevaciones costeras del pacífico, nos encontramos ante un espacio único y que llena de entusiasmo a cualquier persona que lo pisa.

 

¿Costo?

Es un país donde depende de donde provengas, puedes encontrar precios bastante accesibles. Las entradas a los lugares son baratas en comparación a otros países, el transporte quizá vendría a ser lo mas caro junto al hospedaje, pero para que sea mas barato puedes alquilar un carro.

 

Y en cuanto a la comida, los precios en El Salvador consideramos que no son caros, por supuesto que depende en donde quieras comer y si tienes un lugar donde cocinar tu propia comida te será mucho mas barato.

Como vemos, este país de Centroamérica tiene mucho que ofrecer a quien viene aquí de vacaciones o quiere pasar una temporada. Así, los lugares aquí nombrados y todos los que se citan en elsalvadoreshermoso.com son sencillamente perfectos para descubrir un lugar que seguramente no tenga nada que ver con el espacio en que vivimos. ¿Te animas a pasar por aquí en tu próximo puente?